Nuestro imprescindible Medioambiente que nos da cátedra cada día

Nuestro imprescindible Medioambiente que nos da cátedra cada día

Los Haitises, República Dominicana.
Foto: Manuel Caraballo Núñez
«La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada ser humano, pero no la de su codicia». Mahatma Ghandi
El 05 de junio celebramos el ¨Día Mundial del Mediambiente¨ y qué bueno que lo hacen, porque al menos, ese día, muchos que ni se acuerdan de esta materia prima imprescindible para la vida, lo mencionan y quizás otros al redireccionar su mirada a él, son tocados a investigar cuán importante es y se animan a cuidarlo.
Zona norte República Dominicana.
Foto: Manuel Caraballo Núñez
Una frase que me gusta de Mahatma Gandi y que se relaciona con el mediambiente nos dice ¨ «La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada ser humano, pero no la de su codicia»,  y es que por esa codicia lo hemos maltratado, mutilado, irrespetado, menospreciado, subvaluado, y lo más triste de todo, hemos incidido en quitarle oportunidad de calidad de vida a las futuras generaciones, y por supuesto, también a la nuestra.
Hoy observaba mi mata de mango en mi patio y me decía, wao cuántos mangos en un solo árbol, espero que maduren para compartirlos, porque no me los puedo comer todos yo. Así de espléndida es la creación que Dios nos regaló, pero la humanidad y su ambición impiden que el beneficio llegue a todos y sobraría.
Cada elemento de nuestro medioambiente es vida y sumamente necesario para el equilibrio ecológico.  Se habla, se hacen foros, congresos, se establecen medidas,  pero del dicho al hecho hay un gran trecho, al final las grandes potencias se imponen y ya ni las tribus de los grandes bosques se salvan, le talan los árboles, explotan sus recursos y poco a poco nos van quitando el pulmón de esta tierra, como si tuviéramos otra de reemplazo.
Gastan miles de millones de dólares, euros, o la moneda que sea para buscar nuevas fuentes de vida y no lo invierten en cuidar la que tenemos, que de hecho fue creada por Dios con todos los insumos necesarios y que cumple con las exigencias de nuestros cinco sentidos sobrepasando nuestras expectativas.
Punta Rusia, República Dominicana.
Foto: Manuel Caraballo Núñe
¡Oh hermosa tierra!  sé que todos tus recursos gimen a una por lo que te hacen y ni aún así ha dejado de salir el sol con su brillantes y su calor, ni la luna y las estrellas que nos iluminan en la noche y nos regalan el mejor de los espectáculos. Ni que decir de el verdor de tus montañas y llanos en una parte de ti o el blanco de tus hielos que nos hacen profundizar nuestra mirada y nos pone en nuestro justo lugar.

Sé que estas quebrantada pero no vencida y en estos momentos un poco recuperada por la pausa por la que los humanos estamos pasando. Es mi esperanza que aprendamos de esta pausa, pero cada vez qie veo los acontecimientos a nivel global lo pongo en duda.

Gracias por tu benevolencia, persistencia y bondad, tú si que haz aprendido de tu creador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *