El turismo y la huella humana

El turismo y la huella humana

Foto: Manuel Caraballo Núñez
Soy una apasionada de la naturaleza creada por Dios, es algo tan perfecto que nunca termina de sorprenderme, cuánta simetría en tanta diversidad, una montaña sigue a la otra pero no le roba su espacio ni su esplendor, los árboles, los diferentes tonos de colores, el equilibrio de la misma es sencillamente espectacular.
Cuán necesario es este equilibrio para el desarrollo de cada uno de nosotros, todo lo que nos brinda es vital para la supervivencia y para el disfrute de la misma y eso incluye por supuesto el turismo. Y es precisamente nuestro desarrollo y el turismo, o sea, la huella humana los que han incidido en la transformación del suelo y del agua, señalado como la mayor amenaza individual para diversidad biológica, ya que incide directamente en la pérdida de hábitat y fragmenta el hábitat restante
Foto: Fuente Externa
No podemos negar que hemos recibido un desarrollo espectacular en lo tocante al nivel de vida de muchos, pero a qué precio. (*) De acuerdo a informaciones  acerca del Indice de influencia humana, cerca del 83% de la superficie terrestre del mundo ha sido alterado por el ser humano y 98% de los lugares donde se puede cultivar arroz, trigo y maíz, tres cultivos básicos, triste dato ante la siempre demanda alimentencia y el incremento del hambre en este nuestro nicho al que llamamos tierra.
Transformación del suelo viene de la mano con la tala de árboles, la minería y el asfaltado de caminos, que afecta definitivamente lo que resta del mismo al subdividirlo, generando bloques de hábitat aislados con su correspondiente consecuencia. Cuantos cauces de río son afectados, de pronto los animales de estas zonas son afectados, pues de repente se ven invadidos y cruzan las carreteras sin saber el peligro y mueren en el intecto, ni decir de la contaminación ambiental.
No podemos negar que los suelos son transformados en muchas ocasiones por convertir los mismos en tierras cultivables para satisfacer la demanda, construír asentamientos y mejorar el bienestar, a través de el dinamismo económico, construír complejos turísticos a los fines de que podamos tener acceso viable y seguro para disfrutar de los tesoros naturales, pero tenemos que tomar consciencia y a la hora de proyectar y ejecutar acciones que afectan nuestro hábitat debemos hacerlo con conocimiento de causa, a los fines de reducir el mínimo los impactos negativos, haciendo una planeación inteligente del uso del suelo.
Hagamos que nuestra huella humana sea un ganar ganar para todos!!

* La Huella Humana, Retos para Conservar Espacios Silvestres y la Biodiversidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *