El mabí seibano, parte de la cultura popular de esa región !!

El mabí seibano, parte de la cultura popular de esa región !!

Foto (fuente externa)
Los romanos inventaron el primer concepto de cultura: la cultura personal. Dieron a las palabras cultura, cultus,incultus (que tenían significados referentes al cultivo del campo y el culto a los dioses) un nuevo significado: cultivarse, adquirir personalmente el nivel de libertad, el espíritu crítico y la capacidad para vivir que es posible heredar de los grandes libros, el gran arte y los grandes ejemplos humanos. Cicerón habló de cultura animi, el cultivo del espíritu (Disputas tusculanas, 45 a. C.). Naturalmente, el cultivo de sí mismo ya existía, pero no estaba conceptualizado. Los romanos fueron “los primeros en tomar la cultura en serio” (Hannah Arendt, La crise de la culture).(fragmento del artículo ¨Tres conceptos de cultura¨de Gabriel Zaid).
A través de los años se ha ido ampliando el concepto de cultura, particularmente creo que cada región tiene algo que lo identifica y encanta, y esto no se circunscribe a un segmento determinado, pueden ser varios que unidos,  forman parte de las diferentes vertientes de cultura, entre ella la cultura popular 
Muchas veces pensamos cuando nos referimos a la cultura de un país o región específica, en las grandes estructuras históricas, que de hecho son las que nos hablan de lo que han sido,  y a través de ellas conocemos precisamente parte de sus usos y costumbres,  transmitida de una generación a otra, pero en otras oportunidades son esos usos y costumbres, acciones innovadoras que permanecen a través del tiempo los que los identifica asociándose de esa manera a la cultura popular. 
Todo este preámbulo lo traigo para dar inicio a una serie de entregas en pro de dar a conocer productos, usos y costumbres que han permanecido en el tiempo, iniciándome con el inigualable  mabí que se produce en la provincia de El Seibo, 
El Mabí Champagne seibano”, es una bebida que ha refrescado miles de paladares desde su creación en el año 1883, con el mismo sabor y calidad que le caracterizaron desde sus inicios, adhiriéndose a la cultura popular del Seibo de tal manera que muchas veces cuando se menciona el Seibo de una vez nos llega a la mente el mabí seibano.
Este refrescante líquido se elabora a base de agua, azúcar y bejuco de indio y pasa por un proceso de fermentación “que le proporciona lo distintivo y especialmente único de su sabroso sabor.
Foto: (fuente externa)
Conozcamos su historia:
Este refrescante Mabí  tiene su origen en una bebida llamada Pru, preparada por María Vallejo de Duvergé, mejor conocida como “Mamá Teté” en el siglo XIX, la esposa de Tomás Duvergé, quien era hijo de Margarita Duvergé, hermana del famoso general Antonio Duvergé, .
El refresco gozaba del gusto y preferencia del pueblo y de las personas de todo el país que se dirigían a Higüey a visitar a la Virgen de La Altagracia. En ese tiempo no se conocía el hielo ni se envasaba en botella, por eso se servía en tazas, vasos y jarros a temperatura ambiente. 
El líquido era endulzado con melao y en ocasiones con miel de abeja. Su calidad y popularidad mejoró más adelante con el uso de la azúcar negra y su embotellado. Sin embargo, su gran paso al éxito ocurrió a mediados del siglo XX, cuando  Tomás Otto Duvergé abrió una fábrica de hielo y con ello el Pru pasó a llamarse mabí y a venderse frío. 
Más adelante el negocio pasó de las manos de Valentina (la hija de Mamá Teté) a su sobrina Dolores Enésima, quien introdujo la azúcar blanca.
Te invito a disfrutar de esta deliciosa bebida. Lo puedes encontrar en el mismo lugar de siempre…a la entrada de la provincia de El Seibo y es que quien visita  a El Seibo y no prueba el original mabí seibano, es como si no hubiera entrado!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *