Conoce parte de la diversidad turística de Panamá…la Aldea Emberá

Conoce parte de la diversidad turística de Panamá…la Aldea Emberá

Un encuentro con otros Destinos… Aldea Emberá, Panamá.-
A los que nos apasiona conocer destinos, definitamente nos deleitamos en la diversidad que los mismos nos ofrecen. En esta ocasión comparto con ustedes aspectos interesantes de nuestra visita a la Aldea Emberá en nuestro viaje a la República de Panamá.
Allí nos encontramos, además de un idílico paseo en canoa por las aguas del río Chagre, la principal fuente de agua del lago Gatún, y por consecuencia del Canal de Panamá, con la aventura de caminar sobre peñazcos y darnos un buen baño en el Salto Quebrada Bonita y por supuesto, conocer parte de las tradiciones de la comunidad y su hermosa artesanía.
Les cuento que los Embera Wounaan, son una etnia indígena asentados en su mayoría en la provincia del Darién, que limita con Colombia. Durante la época colonial a estos aborígenes tanto a la etnia embera y a la etnia Wounaan se les conocía con otros nombres, tales como: citares, zirambiraes, citabiraes, chocoes y otros.
Entraron al istmo alrededor del siglo XVIII procedentes de la región del Chocó en Colombia. Los últimos estudios indican que antes de la llegada de Cristobal Colón ocupaban probablemente tierras del Brasil. Los Emberá hablan emberá y los Wounaan hablan  meu.
La organización política de los Emberá-Wounan existió a partir de 1968 y 1969, año en que se celebró el Primer Congreso Indígena en Altos de Jesús, provincia de Veraguas. Allí fueron escogidos los primeros caciques Emberá. Se basaron para su organización en el modelo Guna.
Hace casi unos 50 años varias familias de esta etnia se trasladaron hacia la cuenca alta del río Chagres, ubicándose en una serie de aldeas. Al ser declarado esta zona Parque Nacional en el año 1985, estas comunidades se vieron impedidos de continuar realizando sus actividades cotidianas, como lo era la caza y la agricultura, y de esta manera contribuir al cuidado del medio ambiente, pero le permitieron continuar en la zona, condicionado a que los mismos tendrían que ser capacitados para contribuír al acceso de turistas a la misma.
En nuestra visita vivimos la experiencia de interactuar con los Emberá,  quienes son los anfitriones de esta vivencia. Allí conocimimos parte de sus tradiciones, degustamos su gastronomía,  conversamos con el jefe de la comunidad, quien nos explicaba que ellos mantienen sus costumbres y su dialecto, inclusive tienen su propio sistema de castigo ante las faltas de algunos de ellos, de hecho nos mostraron el cepo. Los emberá han tenido que aprender el español, en adicción a su dialecto y realizan una hermosa artesanía que es vendida por ellos mismos. 
Escuchamos su música, disfrutamos su hermoso baile, compramos artesanía, pero sobre todo, fue muy placentero evidenciar la paz y la tranquilidad que allí se respira y la amabilidad de cada uno de ellos, dando honor a su nombre… emberá significa ¨hombre bueno¨o ¨buen amigo¨.
Te invito a vivir la experiencia!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *